Consejos

NOS VAMOS DE BODA: IDEAS PARA VESTIR A LOS NIÑOS

Publicado el febrero 13, 2022 en 9:36 pm por / Comentarios desactivados en NOS VAMOS DE BODA: IDEAS PARA VESTIR A LOS NIÑOS

Si elegir el modelo adecuado para asistir a una boda suele ser un auténtico quebradero de cabeza, cuando lo hacemos en compañía de niños la cosa se complica aún más. Pero no te preocupes, en las siguientes líneas vamos a mostrarte algunas ideas para vestir a los pequeños de la casa para que vayan cómodos a la par que elegantes, además de indicarte algunos errores muy comunes que no debes cometer.

Ideas para la vestimenta de los niños de arras

Los niños de arras son una bonita y larga tradición en la que los pequeños, aparte de entregar las arras a los novios, pueden participar en la ceremonia abriendo el paso a la novia, tirar flores a su paso o incluso portar los anillos.

Es conveniente que tanto los niños como las niñas vistan en concordancia con la temática de la boda. Una costumbre cada vez más extendida es que las pequeñas lleven algún detalle en su vestimenta similar al de la novia, como un ramo de flores, cintas o lazos, mientras que los pequeños hacen lo propio con el traje del novio, vistiendo el mismo modelo de chaleco o corbata.

Para las niñas sirven de igual modo los vestidos largos como los cortos, dependiendo muchas veces la elección de la estación en la que se celebre el enlace. En cuanto a los colores, se suele apostar por los claros.

Para el pelo puedes recurrir a horquillas con motivos florales o los tradicionales canotiers, mientras que para el calzado es importante que prime la comodidad ante todo (los adultos podemos aguantar cierta incomodidad a cambio de ir guapos pero a los niños les cuesta mucho más); alpargatas, bailarinas o manoletinas son algunas opciones a tener en cuenta.

Los niños de arras están guapísimos cuando se combinan unos pantalones de tonos pastel con una camisa blanca. Van elegantes y sin apreturas. Si además se añade unos tirantes y una pajarita al conjunto estarán arrebatadores. Alpargatas o mocasines pueden ser una buena idea para su calzado.

La ropa de los niños invitados a la boda según la estación

Que la ceremonia se celebre en estaciones cálidas o frías influye notablemente en la elección de la vestimenta, tanto para adultos como para niños.

Bodas de primavera o verano

Existe una norma no escrita acerca de los vestidos de los invitados, especialmente de las invitadas, en una boda: el color blanco es patrimonio exclusivo de la novia. Bien, pues esto no es aplicable a los niños. Pequeños y pequeñas pueden llevar trajes y vestidos de color blanco sin ningún problema. Aparte del blanco, son muy apropiados los colores claros como el rosa nude, el verde agua o el crudo.

En cuanto a las telas, lo ideal es apostar por tejidos más suaves, frescos y ligeros como la organza, el tul o el lino.

Bodas de otoño e invierno

Cuando las bodas se celebran con el creciente fresquito del otoño, por no hablar del frío peleón del invierno, las tornas cambian y hay que apostar por tejidos que abriguen como el paño, la pana o el terciopelo.

Los colores bien pueden ser menos vivos, como grises o marrones (aunque unos colores más “alegres” tampoco son desechables).

Vestimenta de los niños invitados a la boda según su edad

Muchas veces englobamos el término “niños” de una forma demasiado generalizada. Lo cierto es que no es lo mismo un recién nacido, un pequeño de 5 años o un preadolescente de 13, 14 o 15 años. Cada franja de edad requiere de diferentes vestimentas, complementos y calzado. El único punto en común es la necesidad de que sean cómodos.

Para vestir a bebés existen diferentes opciones, como los vestidos de corte bebé con culetines a juego para las niñas y jesusines o ranitas con colores pastel para los niños.

En la franja de edad que va de los 2 a los 4 años las opciones más comunes son los vestidos de corte bebé o infantil para las niñas (dependiendo de cómo estén de creciditas) y, para los chicos, las bermudas tirolesas o una combinación de bermuda y camisa.

En la franja que va de los 5 a os 10 años es muy probable que los pequeños ya empiecen a mostrar sus preferencias y tengas que consultar con ellos cómo quieren asistir a la boda. Para los niños se puede apostar por chaqueta americana combinada con camisa de cuello mao o bien jugar con la posibilidad de que luzcan pajarita o corbata.

Por último está la franja de los 10 a los 15 años, cuando los pequeños empiezan a no serlo tanto y van a querer asistir al enlace como más gusten. Tú solo puedes aconsejarlos.

Y un buen consejo es que no se compliquen demasiado y vayan con ropa elegante pero informal, con pantalón y camisa para los chicos (la americana es opcional) y vestidos sencillos para las chicas (los estilos demasiado rococós pueden hacerlas parecer niñas disfrazadas de señoras).

Dependiendo de la edad pueden ir con con calzado plano o con un poco de tacón.

Errores a evitar a la hora de vestir a los niños para una boda

No son pocos los errores que se cometen cuando se asiste a una boda en compañía de niños. Veamos algunos de ellos.

Que vayan incómodos

En ningún caso se debe primar la elegancia o la estética sobre la comodidad. Hay que buscar un punto intermedio que no haga desentonar el look de los chavales con el de la boda y que, al mismo tiempo, les permita jugar y divertirse sin sentirse agobiados.

Que sientan que van disfrazados

En ningún caso los niños deben sentir que van disfrazados a la ceremonia y al banquete. Respeta sus gustos e intenta compaginarlos con el tipo de boda a la que asistas. Por poner un ejemplo, no es buena idea plantarle a una niña de 6 u 8 años una pamela casi más ancha que su altura porque, probablemente, se sentirá como una seta.

Conjuntarles inadecuadamente

Ir bien conjuntado es tan importante para los niños como para los adultos que asisten a una boda. Tanto los tejidos como los colores deben complementarse. Nada de planteamientos rococós o estridentes.

No considerar la formalidad de la boda

No existe un único tipo de boda y los niños, al igual que los adultos, deben ir en concordancia al estilo. No es lo mismo asistir a una boda clásica que a una glam, a una ibicenca que a una campestre.

En definitiva, hay que tener presente muchos factores a la hora de elegir la vestimenta más adecuada para asistir a una boda con niños. Pero no olvides que lo que debe primar es su comodidad y bienestar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad